Mis temas:

Abrazo (24) Alex (2) Amigos (46) Amistad (42) Amistad Efímera (7) Amor (48) Amor imposible (33) Antonio (3) Carlos (13) Cee (4) Celos (3) Chocho (1) Cumpleaños (1) Cutting (3) Depresión (19) Desamor (35) Dolor (36) El (47) Familia (2) Felicidad (38) Filosofia (4) Fran (1) Futuro (21) Hermanos (14) Irene (2) Jaimito (1) Javi (1) Kaar (8) La loca (4) Lagrimas (18) Lluvia (1) Locuras de amor (13) MDNOX (13) Mi enana (8) Mi hermano (1) Miedos (5) Muerte (4) Neverland (1) Noe (3) Paula (2) Penelope (1) Perfeccion (19) Piko (2) PrisCKB (18) Recuerdos (20) Relatos (1) Sergio (3) Sex (1) Soledad (17) Su gemelo (2) Sueños (34) Tristeza (22) Viajes (5) Vida (16)

sábado, 25 de febrero de 2012

A un paso


Sobresaltado abrí los ojos. Allí estaba yo, a un solo paso de desaparecer de este mundo, de dejarlo para siempre, un solo paso y dieciséis años tirados a la basura. Un paso más y caería por aquel precipicio, y desaparecería tal y como vine, con un simple susurro. 

No seré recordado, no seré añorado, qué más da, es como si estuviera muerto y vivo.
En menos de un mes mi vida ha dado un giro de 360º. El y ella, mi amor y me hermana, ya no me importan como antes. Ya no estoy con ellos…y lo peor es que me da igual. Desperté de aquel sueño en el que estaba y con el que estaba echando a perder lo que me había costado 11 años de estudios. ¿Soy peor persona?, ¿Habré sido buena persona alguna vez?... Nunca lo sabré.

Avance la pierna derecha, cerré los ojos, respire profundo y con el corazón a mil por hora…seguí en el mismo sitio. Alguien me había sujetado, sabía quién era, o mejor dicho sabía quiénes eran. Una leve sonrisa se dibujó en mi rostro seguida de unas cuantas lágrimas. Me reincorpore y me gire, allí estaban ella, las siete niñas, o mejor dicho mujeres que más quiero. Sin dudarlo fui a abrazarlas, sentí el cariño de todas, y eso me alegraba.

Es verdad, no puedo dejar este mundo aun, quiero verlas crecer, son de las personas que más quiero. Quiero apoyarlas con sus decisiones, reír con sus victorias, llorar con sus derrotas, abrazarlas cuando las lágrimas surjan entre sus preciosos ojos. Quiero ser su amigo, su mejor amigo.
Ellas son las que me dan fuerza para seguir adelante, no todo será lo mismo. Pero seguiré adelante, habrán desaparecido dos partes del rompecabezas, pero han aparecido tres más.

Quiero vivir la vida, quiero vivirla con ellas. Quiero que me apoyen, que me regañen, que se mosqueen conmigo, que se rían conmigo, que sintamos juntos.

Quiero cantar a pleno pulmón canciones de una diosa por las calles de Paris a medianoche debajo de un paraguas, mientras la lluvia lo cubre todo y hace que nuestra voz se pierda como un susurro en la lejanía. Reír con ella, y abrazarla hasta que el día pase por completo.

Quiero reír a todas horas, con todo tipo de tonterías y disparates, que el tiempo pase y solo nos hayamos reído, divertido y disfrutado, sin que nadie pueda apagar nuestra risa.

Quiero recibir los abrazos más dulces que he recibido. Es cierto que las confianzas se pueden coger rápido, en meses es como si fueran años. Quiero abrazarla, aconsejarla y dormir entre sus brazos, sintiéndome protegido.

Quiero tener las charlas más cálidas. Que el tiempo se pase lento cuando estoy a su lado. Qué nadie nos interrumpa. Que solo existamos ella y yo. Que con una mirada me lo transmita todo, que le abrace y sus lágrimas me empapen, que la abrace a ella y pueda sentir ese cariño que nos tenemos, que siempre estemos juntos, tanto para lo bueno como para lo malo.

Quiero bailar sin vergüenza las canciones más locas, que todo el mundo nos mire y no nos importe. Quiero que me aconseje, que me diga lo que decir cuando me quedo en blanco, que me ayude y que nos riamos juntas, que nos echemos miraditas y a los tres segundos nos demos un abrazo y un beso.

Quiero recibir los piques más intensos que una vida puede dar, que ella me insulte me haga sentir una mierda y me mire con esos ojos que dicen: sabes que es mentira. Quiero meterme con ella a muerte, hacernos reír, sabiendo que todo lo que digamos no lo pensamos. Que nos acabemos juntando en un abrazo y que ella me susurre unas palabras al odio mientras me dice lo mal que esta, y yo no le diga nada, solo le abrace y le diga: te quiero

Quiero escribir las historias más bonitas, comentar a todos los que pasen sin importarnos lo que nos digan. Quiero pasarme horas abrazada a ella, que con una mirada sé que está pensando y sé que le ha pasado. Quiero que me pida consejo para todas las cosas, que yo le ayude y que luego cuando lo necesite recurra a ella sin pensarlo, porque sé que siempre estará hay. Quiero amarla, sentirla, escucharla…

Quiero disfrutar la vida, quiero cambiar, quiero ser feliz. Que nadie decida mi felicidad por mí. Quiero levantarme con cada golpe que me den.

Y así fue como mis pensamientos fueron fluyendo a lo largo de una semana, las vi allí, cerca de mí, abrazándome y demostrándome que les importo. Mis lágrimas brotaron sin haberlo planeado. No podía hablar, solo podía decir una palabra que expresaba todo. Os amo

2 comentarios:

  1. Qué lindo blog y qué linda forma de pensar! yo también quiero una vida asi, viajar y amar, son mis sueños:) Ya te sigo, espero que visites el mio también! Saludoooos!

    ResponderEliminar